SPB
SPB Contigo
¿Cuándo deben lavarse las manos los niños?

¿Cuándo deben lavarse las manos los niños?

7 momentos en los que hay que cuidar la higiene de las manos y consejos para conseguirlo

La higiene de nuestras manos es fundamental. Durante todo el día estamos tocando un montón de objetos, desde dinero, el móvil o el propio wc, que contienen muchísimos gérmenes. Unos gérmenes que pueden, perfectamente, acabar en nuestra boca y, por tanto, en nuestro organismo, y hacernos enfermar. 

En el caso de los niños, esta higiene es todavía más importante si cabe. Fundamentalmente, porque estamos educándolos y se trata de construir un hábito que les dure para toda la vida. Y, por otro lado, los niños juegan, en el patio, con tierra, etc. y son más propensos a poder acumular más suciedad en sus manos. Y para muestra, nada mejor que una imagen. Os recordamos este post, Viviendo con bacterias, en el que hablábamos de los millones de bacterias que viven en nuestra mano y os contábamos la historia de una fotografía que había ganado el certamen de Fotciencia del CSIC. Se trataba de la foto de la huella de la mano de una niña de 6 años tras colocarla en una placa Petri (placa que se utiliza en microbiología para cultivar células). Aquí tenéis la foto. 



O sea, que inculcar este hábito en los más peques de la casa es casi imperativo legal. Pero,
 
¿Cuándo hay que lavarse las manos?

- Cuando estén sucias

Resulta una perogrullada pero, evidentemente, es el momento en el que tenemos que sí o sí, decirle a nuestro hij@ que debe lavarse las manos. Deben sentir esa necesidad de aclarar sus manos y dejarlas libres de suciedad. Llevar las manos sucias no puede ser la norma sino la excepción, y no debe ser reconfortante, sino molesto.

- Antes de comer 

Siempre, siempre, siempre tienen que lavarse las manos antes de comer. Es cierto que tenemos cubiertos, sí, pero también es cierto que muchas cosas las comemos con las manos: la fruta, coger un trozo de queso, una tostada, y un larguísimo etcétera. 
Los niños tienen que lavarse las manos siempre antes de sentarse a la mesa como una rutina marcada que, si no realizan, no pueden comer. 

Además, no solamente cuando vayamos a comer. Cuando vayamos a tocar la comida, por ejemplo, si van a ayudar a preparar algún alimento, o hacerse la merienda, deben lavarse las manos. 

- Después de ir al baño

Fundamental que les enseñemos que después de ir al baño deben higienizarse las manos. Estamos ya en el aseo, tenemos el lavabo cerca y tenemos que hacerlo de forma automática. Acabamos y nos lavamos las manos. 



- Después de toser, estornudar o sonarnos la nariz

Siempre les decimos que se pongan la mano delante cuando tosen o estornudan, pues bien, esa mano hay que lavarla, porque se ha llenado absolutamente de gérmenes. Lo mejor, es que les enseñemos a toser o estornudar poniéndose el antebrazo delante a la altura del codo, así, la expansión de los virus estará más controlada. Pero, de todos modos, lavarse las manos sigue siendo una muy buena idea. 

También cuando nos sonamos la nariz. Aunque utilicemos pañuelos desechables, lávate las manos y evitarás problemas. 

- Después de tocar mascotas u otros animales

Por muy limpio que esté un animal, siempre en su pelo puede tener gérmenes que nos llevemos con nosotros. Por eso, asegúrate que se lava las manos antes de llevárselas a la boca.

- Después de tener contacto con un enfermo

Si visitamos a nuestro amiguito que está enfermo o a nuestra tía, es importante que luego nos lavemos las manos. Una persona enferma, por ejemplo, con una gripe, es un foco de virus que nos va a trasladar. Seamos prudentes y asegurémonos que nos higienizamos las manos adecuadamente. 

- Después de jugar al aire libre

Esta recomendación es similar a la primera. Es probable que cuando nuestros hijos vuelvan del parque, del patio de la escuela o del campo de fútbol, lleven las manos sucias así que debemos lavarlas. Si no las llevan sucias con suciedad "evidente" (la que se ve), debemos, de todos modos, lavar las manos, porque los gérmenes no se ven, pero están. 

¿Y cómo consigo que mi hijo se lave las manos en todos estos casos?

Esto es verdad que puede resultarnos difícil, por ello te damos unos consejos infalibles para conseguirlo:

- Predica con el ejemplo: si tú no te lavas las manos, tu hij@ tampoco lo hará. Repiten lo que ven así que actúa como un buen espejo en el que mirarse. 



- Hazlo fácil: cuando estás fuera de casa, puede resultar complicado tener acceso a un baño con jabón de manos, por eso, una alternativa muy práctica y que a los niños les va a costar unos segundos es utilizar nuestro Gel de manos con alcohol Deliplus. Unas gotitas de desinfectante y listo. 

- Hazlo divertido: que no sea una obligación, que sea un motivo de disfrute, que les guste. Para lograr esto, nada mejor que utilizar productos divertidos, que huelan bien, que hagan espumita divertida, bonitos y atractivos para que los niños tengan ganas de utilizarlo. Por eso, hemos creado nuestros JellySOAP Pink y JellySOAP Green.

Porque lavarse las manos es divertido. 

Otros artículos

Facebook

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí Aceptar