SPB
SPB Contigo
Trucos para

Trucos para "escalar" la cuesta de enero

Después de las Navidades, llega enero para darnos una bofetada de realidad. Te damos unos consejos para que puedas con él

No se trata de subir la cuesta de enero, en algunas ocasiones se trata, prácticamente, de escalar. Después de las fiestas y los excesos cometidos, en todos los sentidos, toca enfrentarse a un mes en el que nos llegan pagos pendientes, recibos, etc. y no tenemos ya ni a Papa Noel ni a los Reyes Magos para ayudarnos. Te aconsejamos estos consejos de sentido común para que puedas sobrellevarla. 

Lo fundamental y más importante es fijarte un presupuesto para este mes. Si habitualmente no lo haces, deberías hacerlo pero, en el caso de enero, debería ser obligatorio por ley. Nos hemos pasado con las compras y los regalos y ahora tenemos que ajustarnos el cinturón. Así que toma papel y lápiz y haz dos listas, la de los ingresos y la de los gastos.



En la de los gastos deberías dividir entre aquellos gastos que sí o sí son impepinables y aquellos que podrías evitar o trasladar a otro momento del año. Esta segunda sublista, directamente, táchala de los objetivos del mes de enero. Este mes no podemos hacer frente a gastos superfluos. La hipoteca o el alquiler, luz, gas, agua, comida, gastos de los niños, gasolina, los recibos pendiente, etc. ya se van a "comer" nuestro presupuesto así que evitemos hincharlo todo lo que podamos.

De los gastos, seguro que luz, agua y calefacción se llevan buena parte del pastel así que deberíamos ser en enero mucho mmás escrupulosos que en cualquier época del año. Apaguemos las luces que no necesitemos, mantengamos una temperatura constante en casa evitando grandes oscilaciones que harán de nuestra factura una montaña rusa, usemos los radiadores como secadoras de ropa, lavemos con la lavadora a carga completa, y un largo rosario de medidas que nos ayudarán a ahorrar energía y, por tanto, a ahorrar euros. Te recordamos este post en el que te dimos precisamente unos trucos para ahorrar energía. 



En enero nos tenemos que despedir también de los caprichos culinarios. Además de aprovechar para hacer un poco de dieta y acabar con esos kilos de más, unos menus equilibrados y planificados te ayudarán a ahorrar cuando acudas a comprar. Cocina de mercado, de aprovechamiento, dieta mediterránea, eso es lo que te pide tu organismo y también tu cartera. Si no sabes por dónde tirar, en este artículo te damos unas pistas de una buena dieta detox post Navidad.

Otra de las partidas en las que más nos gastamos es en carburantes. Si necesitamos el coche para trabajar, inevitablemente tenemos que cogerlo y tenemos que llenar el depósito. Pero puede que podamos compartir con algún compañero o compañera. Puede que tengas el trabajo cerca y que puedas ir a pie aunque suponga un paseo. Harás deporte y, además, ahorras.



Si todo esto no sirve, a la hora de llenar el depósito podemos seguir algunos trucos curiosísimos. Parece que los lunes la gasolina es más barata, si la echas por la mañana ahora que hace fresquito, el carburante es más denso y más eficiente pero, sobre todo, conduce de forma adecuada sin grandes acelerones ni frenazos para evitar que la aguja se dispare.

Y eso sí. Todo esto no habrá servido de nada si te trastornas con las rebajas. Enero es el mes de la cuesta, sin duda, pero también de las rebajas. Éstas te tienen que ayudar a superar el mes y no a hundirte todavía más. Te recomendamos, si vas de rebajas, llevar una lista, aunque sea en la cabeza, de las cosas que quieres o necesitas comprar. No te dejes influenciar por los estímulos y los precios. Sé más inteligente que todo eso y no te cargues de bolsas llenas de supuestos chollos que nunca usarás o te pondrás.

Ánimo!!! Sólo nos quedan algo más de veinte días y enero de 2017 será historia. Por eso, aprovechémoslo y saquémosle todo el partido que podamos.

Facebook

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí Aceptar