SPB
SPB Contigo
Recetas para hacer al horno

Recetas para hacer al horno

8 recetas muy sencillas para sacarle provecho a este electrodoméstico

Esta semana hemos hablado del horno y de lo fácil que puede resultar tenerlo impecable utilizando un truco como es el amoniaco. Pues bien, ya que limpiarlo va a ser sencillo, ¿por qué no nos animamos a utilizarlo más? Sí que es cierto que gasta electricidad pero, si sabemos amortizarlo cuando lo encendemos y realizar varias cosas a la vez con él, podemos recatarlo para utilizarlo en nuestros platos. 

Es una forma de cocción muy saludable que, además, nos ayudará en nuestra tarea de guardar la línea. ¿Te atreves a probarlo? Evidentemente, el arroz al horno sería una de esas recetas estrella a cocinar con este electrodoméstico, pero te proponemos otras opciones muy interesantes.

POLLO ASADO

Pocas cosas hay más sencillas que cocinar un pollo asado al horno. Hay muchísimas recetas diferentes para que te salga un pollo exquisito. La nuestra es muy sencilla. Solamente necesitas un pollo entero con piel bien salpimentado tanto por fuera como por dentro. Metemos en su interior un limón entero y lo acompañamos con algunas hierbas aromáticas. Si tenemos la precaución de atar un poco el pollo por los muslos con hilo de cocina, además de mantener la forma, mantendrá el relleno y los jugos. 

Lo colocamos en una bandeja de horno con un chorrito de aceite de oliva y a cocinar. Para que te quede jugosito, puedes mojarlo con vino blanco. Aprovecha y hornea también unas patatas partidas por la mitad con unos cortes y pimentón para acompañar al pollo. 



DORADA AL PAPILLOTE CON VERDURAS

Esta receta es sencillísima y sana sana. Coge un trozo de papel de horno y coloca unas tiras de pimiento (elige de varios colores y así tu plato será mucho más colorido) y unas rodajas de calabacín y berenjena. Salpimenta y añade un chorrito de aceite. Coloca encima un buen filete de dorada, salpimenta y también añádele un chorrito de aceite. Cierra bien con el papel del horno dejando una especie de paquetito o sobre. Mételo en el horno previamente calentado y en poco más de quince minutos lo tendrás listo. Ve controlándolo porque es muy fácil que se te pase y es mucho mejor que esté en su punto para que el pescado no se nos quede seco. 

SALMÓN CON PATATAS

Seguimos con el pescado. En este caso, elegimos salmón y una receta muy sencilla pero muy rica. En la bandeja del horno, colocamos una cama de patatas en rodajas y cebolla en juliana. Salpimentamos y echamos un buen chorro de aceite. Dejamos que se vayan haciendo y, cuando las tengamos prácticamente listas, marcamos en una sarten el filete de salmón y lo colocamos sobre la cama de patata y cebolla. Podemos añadirle un chorrito de vino blanco. Lo acabamos de hacer en el horno teniendo especial precaución puesto que el salmón es muy fácil que se nos quede seco. 

PASTEL DE PATATAS, JAMÓN Y QUESO

Con esta receta prepararás una jugosa lasaña pero sin nada de pasta. Coge un recipiente cuadrado o rectangular apto para horno y engrasa las paredes y el fondo con un poco de mantequilla. Corta las patatas en rodajas lo más finas que puedas y cubre el fondo y los bordes sin dejar hueco. Sobre esta primera capa, coloca una capa de jamón york y una de queso encima (te recomendamos un queso que funda bien como el Havarti). Cubre con otra de patata y sigue el proceso hasta que tengas un pastel ya de dimensiones interesantes. Puedes acabar la parte de arriba bañando con un poco de bechamel y espolvoreando con queso fundido. ¡Riquísimo!



MARISCO AL HORNO

Muchas veces nos da pereza cocinar unas buenas gambas o unas cigalas porque no queremos que toda la casa nos huela a marisco cuando lo hagamos en la plancha o en la sartén. Pues no lo dudes. El horno es un buen sustituto y, aunque no está exactamente igual que la sarten, vale la pena porque es mucho más limpio y evitas los olores. Nada más tentador que una bandeja de horno con unas estupendas gambas, cigalas o galeras. ¡Para chuparse los dedos!

BIZCOCHO DE YOGUR

El famoso bizcocho utilizando la medida del vasito de yogur es la más sencilla de todas las existentes. Necesitamos: 3 huevos, 1 yogur (natural o de limón, para darle un toque), 1 medida de aceite de girasol, 2 medidas de azúcar, 3 medidas de harina, 1 sobre de levadura en polvo, ralladura de limón. En un molde de bizcocho engrasado con mantequilla, introducimos la mezcla bien batida de todos los ingredientes y, al horno. 

CALABACÍN CON QUESO PARMESANO

Si tus hijos son de los que se resisten a comer verduras, esta puede ser una opción divertida para conseguirlo. Corta unos calabacines en forma de bastoncitos, colócalos en una bandeja de horno. Prepara en un pequeño bol una mezcla de diferentes especias como orégano, tomillo, romero, etc. y espolvorea los calabacines. Cuando estén casi listos, ralla un poco de queso parmesano y dale un último golpe de horno muy breve. Hemos optado por los calabacines pero cualquier verdura queda muy rica con esta preparación.

MANZANAS AL HORNO

Y acabamos con otro postre igualmente sencillo de preparar. Lavamos las manzanas y las descorazonamos. En una fuente, colocamos un poco de agua y las manzanas. Metemos una cucharada de azúcar moreno en el hueco de la manzana y las espolvoreamos también por fuera. Si queremos darle un toque de más sabor, podemos introducir también unas ramitas de canela en los huecos. Las tendrás listas y muy sanas en un periquete. 

Esperemos que te gusten estas recetas para horno porque son sencillísimas, comerás sano y equilibrado y puedes experimentar tantas opciones como quieras. 

Otros artículos

Facebook

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí Aceptar