SPB
SPB Contigo
Pasos para limpiar la campana extractora

Pasos para limpiar la campana extractora

Es uno de los puntos de la cocina que más grasa acumulan así que limpiarla adecuadamente es fundamental

La campana extractora es uno de los puntos de la casa que más suciedad y grasa acumulan. Por ello, es más que necesario limpiarla adecuadamente para que, además, funcione correctamente. En ocasiones podemos notar que no funciona correctamente pensar que es un problema técnico pero, en realidad, puede deberse a la grasa acumulada.
 
Para limpiarla, hay que seguir unos pasos y nos aseguraremos una limpieza de 10.
 
Ante todo, seguridad
 
Cuando vamos a limpiar cualquier electrodoméstico en profundidad o aparato eléctrico, lo primero que tenemos que hacer es desenchufarlo de la corriente eléctrica. La campana extractora no es una excepción. Si podemos desenchufarla porque nuestro modelo nos lo permite, hay que hacerlo. En caso de no poder, tendremos la máxima precaución posible, sobre todo cuando limpiemos el interior.
 
Los filtros
 
Hay que retirar los filtros. Estos elementos son los que más grasa acumulan. Depende de los modelos pero estas rejillas suelen tener unas pestañas o deslizantes que permiten su extracción sencilla. Para limpiarlos, procederemos dependiendo de la suciedad que hayan acumulado.
 

- Algunos modelos admiten lavarlos en el lavavajillas. Antes de introducirlos, te recomendamos pulverizarlos con el Quitagrasas Sin Espuma Bosque Verde.

En el caso que la suciedad se haya acumulado y necesiten una limpieza extra. Déjalas sumergidas en agua caliente durante unos quince minutos, pulverízalas con Quitagrasas Sin Espuma Bosque Verde. Después, solamente tendrás que frotar con un estropajo, enjuagar y secar con un papel de cocina o paño limpio. 




Exterior de la campana
 
La imagen de nuestra cocina dependerá, muy mucho, de cómo tengamos el exterior de nuestra campana. Para limpiar esta zona, también dependerá de la suciedad que haya.
 
En el caso de grasa acumulada, pulverizar el Quitagrasas Sin Espuma Bosque Verde. Eso sí, enjuagando rápidamente con bayeta o paño. Evita utilizarlo si tu campana tiene un revestimiento antihuellas. En caso de duda, puedes realizar una prueba en una zona poco visible.

- Para el mantenimiento semanal, la limpieza la realizaremos con un jabón neutro. Por ejemplo, con el Limpiahogar PH Neutro Bosque Verde obtendrás unos muy buenos resultados.


- En un caso o en otro, después de la limpieza llegaría la fase del abrillantado. Para ello, puedes optar por la Crema Abrillantadora Acero Inoxidable y Aluminio Bosque Verde o bien el Aceite Abrillantador Acero Inoxidable y Aluminio Bosque Verde. La diferencia está en el tipo de aplicación. En el caso del Aceite es un spray con pistola así que te lo recomendamos para grandes superficies, mientras que la crema para zonas más pequeñas. Con ambos productos conseguirás un acabado perfecto, un brillo intenso y un tacto agradable. 

Interior de la campana
 
Es bastante habitual dejarse esta zona sin limpiar. Es normal ya que se trata de una zona muy delicada. Es donde se sitúan los motores y el mecanismo de extracción así que, aunque hay que limpiarlo, se debe hacer con mucha precaución. Puedes pulverizar Quitagrasas Sin Espuma Bosque Verde en una bayeta o paño húmero y limpiar las paredes y superficies donde no haya conexiones o cables. Enjuaga la bayeta y vuelve a dar una pasada para retirar el exceso de producto en caso de que lo haya. Y seca con un paño seco o papel de cocina.
 
Una vez hayas limpiado tanto los filtros como el exterior y el interior de la campana, vuelve a colocar las rejillas en su sitio y ya tendrás la campana lista e impecable. 

Otros artículos

Facebook

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí Aceptar