SPB
SPB Contigo
Enfréntate con seguridad a una entrevista de trabajo

Enfréntate con seguridad a una entrevista de trabajo

El momento de la entrevista es clave para acceder a un puesto de trabajo. Te damos unos consejos para superarla con éxito

En los tiempos que corren, conseguir un puesto de trabajo es complicado y, por tanto, no podemos desaprovechar las oporunidades que se nos plantean. Habitualmente, estas oportunidades nos llegan en forma de entrevistas de trabajo. Nuestro currículum es, sin duda, una buena tarjeta de presentación pero, pocas empresas osarán a contratar sin realizar entrevista.
 
Para superarlas con éxito, te damos unos consejos que te pueden servir de utilidad:
 
Preparación, preparación, preparación 

Por mucho que confíes en ti, no se te ocurra acudir a una entrevista de trabajo sin haberla preparado. Es básico que te informes bien sobre la empresa. Sin duda, si pretendes trabajar en ella entendemos que te informarás, pero más allá de entrar en la página web y navegar dos minutos. Pierde un poco de tiempo buceando y conociendo lo más a fondo posible la compañía.
 
Por otro lado, además de infórmate sobre la empresa, también tienes que tener bien claro qué es lo que esa empresa está buscando. Qué puesto exactamente buscan. Qué quieren y necesitan y saber explicar cómo tú puedes responder a esas necesidades.
 
Durante la entrevista 

Solamente tienes una oportunidad para una buena primera impresión así que, no la desaproveches.
 
Vestuario: Viste de una manera elegante pero sin pasarte y, en cualquier caso, intenta ser siempre tú. Si lo que te pones ese día no es algo que habitualmente llevas, lo transmitirás. Se te notará incómodo y no proyectarás tu verdadera imagen. Siempre hay que tratar de ser natural.
 
Formas: Intenta encontrar el equilibrio entre una actitud amigable y también respetuosa. No oigas sin más, escucha con atención. No interrumpas. Aunque seguro que estarás nervioso o nerviosa, trata de controlarlo y que se te note seguro/a. Y, no olvides siempre, siempre mirar a los ojos para transmitir confianza y sinceridad y sonreír.
 
Preguntas y respuestas: Sé claro y conciso pero sin llegar al extremo de ser monosilábico/a. Practica las respuestas a las preguntas que creas que te van a formular. Una entrevista de trabajo no puede ser un interrogatorio. Tú también tienes que ser proactivo/a y preguntar. Este será el punto que te diferencie. Interésate por la empresa, por algún punto que estéis comentando, por algún detalle de las funciones de tu posible puesto… No creas que estás siendo un entrometido/a. Muy al contrario, estás demostrando interés y proactividad.
 
No mientas, esto no te llevará a ningún sitio y se descubriría pronto. Si algo no sabes o no tienes, coméntalo pero insistiendo en que puedes hacerlo o conseguirlo. La predisposición positiva es casi más importante. La mayoría de empresas preferirán la actitud a la aptitud.
 
Esperamos que todas estas pautas te sirvan. Así que, ¡a comerte el mundo!

Facebook

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí Aceptar