SPB
SPB Contigo
Cómo lavar el edredón de plumas

Cómo lavar el edredón de plumas

Te damos unos consejos para un lavado y secado óptimo de tus rellenos nórdicos

Llega el buen tiempo y con la subida de temperaturas, además del cambio de armarios del que ya os hablamos en esta misma página, también llega el momento de cambiar nuestra ropa de cama.

En la mayoría de hogares ya está muy generalizado el uso de rellenos nórdicos porque resultan más ligeros y confortables. Pero nos puede plantear dudas saber cómo lavarlos, con qué frecuencia, etc. Te damos unos consejos:

- Seguro que tenemos el relleno cubierto con una funda nórdica. Lo recomendable es lavar la funda nórdica cada semana o cada quince días y el relleno cuando lo guardemos y cuando lo volvamos a sacar del armario cuando comience el frío.

-  Puede ser que pienses que únicamente puedes lavar tus rellenos de plumas o de plumón en tintorerías porque son delicados. No es así. Evidentemente dependerá de las instrucciones que el fabricante haya establecido en la etiqueta pero muchos más rellenos de los que crees se pueden lavar en casa.



- Si has comprobado que el relleno no necesita lavado en seco, tienes que optar por lavarlo en lavadora o en la bañera. Esta decisión dependerá del tamaño del relleno y de la capacidad de la lavadora. Los rellenos de camas individuales se pueden lavar sin más problemas en una lavadora normal. Para los rellenos de las camas de 135 y 150, las más habituales, necesitarás que el tambor de tu lavadora tenga una capacidad de 8 kilos o superior.

- Lavadora

 
  • Introduce el relleno en la lavadora.
     
  • Elige un programa para prendas delicadas
     
  • Lo mejor es un jabón neutro y te recomendamos que lo diluyas en agua y lo añadas en el cajetín diluido para que llegue perfectamente a todo el relleno 
     
  • El centrifugado te recomendamos que sea corto
     
- Bañera
 
  • Si tu relleno es demasiado grande y no cabe bien en el tambor de la lavadora, puedes optar por lavarlo en la bañera. Eso sí, debes saber que este proceso lleva más trabajo. 
     
  • También en este caso debes elegir el mismo jabón neutro y, para lavar el relleno, lo mejor es ir dándole vueltas cada cinco o diez minutos
     
  • El aclarado te supondrá más trabajo igual que el escurrido del relleno debido a lo voluminoso del mismo

- Tanto si lo lavas en la bañera como en la lavadora, verás como cuando acabes de lavarlo y antes del secado, es posible que el relleno tenga un color gris. No te asustes. Simplemente se debe al agua que han absorbido las plumas. Cuando se seque, recuperará el tono normal. 

- También tienes dos opciones para el secado del relleno:

- Secadora

Es la opción ideal para secar el relleno. Y, aunque no lo creas, mete un par de pelotas de tenis en la secadora junto con el relleno. ¿Para qué? Pues para que vayan golpeando al relleno y que éste vaya recuperando su cuerpo. 

- Secado al aire

Lo mejor es que lo extiendas en horizontal para que se seque. Muévelo de vez en cuando para que vaya cogierdo cuerpo y esponjosidad. También es importante que evites que le de el sol de forma directa para que no aparezcan manchas ni se amarillee.

Esperamos que con estos trucos, tus rellenos estén impecables.

Facebook

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí Aceptar