SPB
SPB Contigo
Autoexploraciones mamarias

Autoexploraciones mamarias

Porque la prevención es fundamental

La prevención es básica y es la mejor de las medicinas para luchar contra el cáncer de mamá. Y no hay mejor prevención que las autoexploraciones mamarias. Son fundamentales para detectar con prontitud cualquier alteración en los senos que pueda ser un indicio de algo.  Eso sí, no hay que alarmarse porque, en la mayoría de los casos, los bultos que se detectan suelen ser de grasa o tumores malignos.

No obstante, si los detectamos y lo ponemos en conocimiento del obstetra, le habremos ganado terrero al temido cáncer. 

Lo conveniente es realizar estas exploraciones una vez al mes y el mejor momento es después de la menstruación. Y los pasos son relativamente sencillos.

1.- Colócate frente al espejo, con los brazos caídos a los lados del tronco y observar las mamas y los pezones para ver si detectamos bultos, hundimientos, rojeces, piel de naranja, etc...

2.- Coloca los brazos en jarras y vuelve a observar los senos.

3.- Seguidamente, palpa, con la mano contraria, cada seno. Es decir, seno derecho con mano izquierda y seno izquierdo con mano derecha. Utiliza la yema de los dedos para ir realizando movimientos circulares de fuera hacia el centro del pecho. También se deben apretar los pezones para comprobar que no sale líquido.

4.- También tenemos que examinar las axilas porque es una zona donde también podemos detectar anomalías. 

Sigue estos consejos y gana en prevención. Vale la pena!

Otros artículos

Facebook

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí Aceptar