SPB
SPB Contigo
Tipos de tés y sus propiedades

Tipos de tés y sus propiedades

Te proponemos conocer cuáles son los tipos de tés más consumidos y sus beneficios para tu salud

Por té entendemos el producto que se obtiene a partir de las hojas y yemas recolectadas de la planta Camellia sinensis. Es decir, todos los tés proceden de la misma planta. ¿Y cómo es posible que haya tantos tipos diferentes de tés? La respuesta es sencilla. Depende del procesamiento y tratamiento posterior al que se somete a las hojas y yemas cuando obtenemos las diferentes variedades.

Hay muchísimas variedades de tés todas ellas sabrosas y muy saludables. En este post vamos a hablar de los tipos más conocidos, el té verde, té rojo, té negro y el blanco (este té no es tan habitual en Occidente).

TÉ VERDE

Para obtener el té verde, las hojas no se fermentan. El proceso es dejarlas secar y someterlas a una fuente de calor. Como se recoge cuando aún tiene clorofila y el secado es muy rápido, mantiene el característico color que le da nombre. Tiene innumerables beneficios y propiedades. Listamos los principales.

- Antioxidante.
- Retrasa el envejecimiento
- Favorece la circulación
- Ayuda a perder peso
- Previene o retrasa la aparición de enfermedades degenerativas

TÉ ROJO

En el caso de este té, las hojas sí que se someten a un proceso de semifermentación. La ordoxia manda secar las hojas en tiestos de cobre, que le dan su color, y el precio dependerá de cuánto tiempo se prolongue este secado. Atención porque puede llegar a los cincuenta años!!!!. Su virtud número 1 es que es un fantástico quemagrasas por lo que es ideal como complemento en las dietas. 

TÉ NEGRO 

En el caso del té negro, las hojas se someten al proceso de oxidación más prolongado de todas las variedades. El resultado, su característico color negro y un potente aroma. Es el té más consumido en Occidente, sobre todo, entre los británicos. Es diurético, muy beneficioso para nuestro sistema cardiovascular y, al ser el que más teína contiene, estimulante, llegando a superar al café.

TÉ BLANCO

Su color se debe a que se cultiva en zonas con baja incidencia de luz solar, a la sombra de las montañas, lo que dificulta la generación de clorofila. Las yemas que se utilizan para su producción tienen un tono plateado y se cosechan antes de que se abran. Es relativamente desconocido en Occidente.

Su producción es pequeña y su sabor delicado y suave. Por ello, era el té reservado al Emperador.

Diversos estudios aseguran que tiene mayores propiedades antioxidantes que el té verde y que es mejor aliado para combatir enfermedades, prevenir el envejecimiento o reducir el colesterol. 

Una infusión con un sinfín de posibilidades y extraordinariamente beneficiosa para la salud. No hay excusas para tomar, al menos, una taza al día.



 

Otros artículos

Facebook

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí Aceptar