SPB
SPB Contigo
Protege tu pelo de la cal
@Shutterstock

Protege tu pelo de la cal

¿Tu cabello está seco y falto de brillo? ¿Ya no sabes qué champú utilizar? Quizá la responsable es la cal del agua

“Cuando estoy en el apartamento, noto el pelo muchísimo más seco”; “Este fin de semana he estado en Madrid y he notado que mi champú hacía mucha más espuma”; “Uso mascarilla todas semanas y, aun así, mi melena no está nada suave”
 
Seguro que alguna vez has pensado alguna de estas cosas, o las has escuchado a alguien cercano. No es nada extraño.  El agua con la que lavamos nuestro cabello afecta, y mucho, a nuestra melena (PD: también a nuestro cuerpo pero ya os lo contaremos en otro post).
 
La dureza del agua es muchas veces la culpable. Se trata de la cantidad de minerales como el magnesio, el óxido de calcio o la cal que lleva el agua. Aunque el agua que sale por nuestros grifos ha sido tratada previamente, su mayor o menor dureza dependerá de lo dura que fuera el agua en su origen. Ello explica que haya zonas en las que el agua sea mucho menos dura y otras, sobre todo las zonas costeras, donde suele ser más dura.
 
Ante un agua considerada como dura (a partir de 150 ppm CaCO3) los efectos serán dos básicamente:

 
- Por un lado, el agua nos dejará residuos estropeando nuestro cabello y resecándolo.

Por otro lado, notaremos cómo el champú forma menos espuma y, por tanto, tenemos que gastar más champú para conseguir el mismo resultado de limpieza. Esto se debe a que el champú hace que los minerales precipiten formándose así menos espuma. 





¿Y qué hago?

Hay algunas pautas que puedes seguir para conseguir una melena brillante y mucho más cuidada a salvo de la cal.
 
- Puedes instalar un sistema descalcificador en tu casa. Si notas que el agua de tu casa es especialmente dura, puedes optar por estas instalaciones que, además de proteger tu cabello, también lo harán con tus electrodomésticos, tuberías, grifos, etc. Eso sí, estos sistemas no son baratos. 

Otra opción más económica puede ser instalarte únicamente un filtro en la ducha que te ayudará a eliminar la cal del agua y minimizar sus efectos. 

También tienes una serie de opciones una vez te hayas lavado el pelo: 
 
1) Puedes tener preparado una botella de agua con una mezcla de agua con un poco de vinagre y que el último aclarado del cabello sea con esa botella. El vinagre neutralizará la cal y suavizará tu cabello. Lo sabemos, igual no es todo lo práctico que quieres, o no quieres ese olor a vinagre en tu melena.

2) Opta, entonces, por darte el último enjuague con un agua embotellada de mineralización débil. Aclarando en el último momento el cabello con esa agua retiraremos el exceso de cal. Cierto, puede que no te salga muy barato cada vez que te laves el pelo

3) Entonces quizá te interese comprarte una jarra descalcificadora y llenar una botella con esa agua para enjuagar tu cabello. 

Además de estos tips, lo que es incuestionable es que si en tu domicilio el agua es dura y quieres tener un cabello bonito, tienes que utilizar productos que contrarresten sus efectos y le aporten hidratación. Acondicionadores para uso cotidiano y mascarillas para utilizarlas una vez a la semana, tratamientos para después del lavado como sérums o aceites. 

Especial cuidado debemos tener si nuestro cabello es rizado o tintado. Si es así, la cal todavía lo resecará más.

Otros artículos

Facebook

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí Aceptar