SPB
SPB Contigo
Los secretos del perfume
@Shutterstock

Los secretos del perfume

Cómo se crea un perfume, cómo elegir la fragancia perfecta o la mejor manera de aplicarla. Te descubrimos el mundo del perfume

Cada año, según los datos de STANPA, Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética, se lanzan 170 perfumes, aunque son pocos los que triunfan y se consolidan.
 
El proceso de creación de cada uno de estos perfumes es un mundo fascinante que puede prolongarse uno o dos años en el tiempo. Los responsables son un selecto grupo de personas con un sentido del olfato extraordinariamente desarrollado y entrenado, son conocidos como “nariz”. Estos perfumistas son capaces de descubrir los distintos componentes que puede tener un perfume. Y no es un mérito menor ya que hay 5.000 componentes disponibles para combinar en un perfume, algunos de origen natural como la lavanda o la citronela y otros de origen químico.

 

Pirámide olfativa

Una vez creado un perfume tenemos que saber que va a evolucionar con el tiempo. Es un fenómeno que se representa gráficamente como una pirámide en cuyo vértice están las llamadas notas de salida o de cabeza; en el centro, las de cuerpo o corazón; y en la base, las de fondo.
 
            Notas de salida o cabeza: son el primer contacto con la fragancia durante los primeros 15 minutos.

            Notas de corazón o cuerpo: se perciben a partir de los 15 primeros minutos y hasta las 6 horas.

            Notas de fondo o base: son las que dotan de personalidad al perfume, la base del mismo. Se percibe a partir de las 2 horas y son las que perduran en la piel.
 
Familias olfativas
 
El Museo Internacional y el Comité Francés del Perfume determinan una clasificación de siete familias olfativas basadas en las notas esenciales que caracterizan un conjunto de fragancias.
Esta clasificación es interesante ya que nos puede dar pistas de cuál es la familia olfativa, o tipo de perfume que mejor va a identificarnos ya que el perfume dice mucho de nosotros.

 
El perfume, como la ropa llevamos o el modo en el que hablamos y nos comportamos, dice mucho de nosotros


Familia cítrica: limón, mandarina, naranja, pomelo o bergamota. Componen perfumes refrescantes, limpios muy apropiados para el día y para las buenas temperaturas. 

Familia floral: reina por excelencia en los perfumes femeninos. Con esta familia se pueden crear composiciones ligeras pero también muy complejas. Rosa, jazmín, lirio o violeta son algunas de las flores más utilizadas. 

Familia oriental: hablamos de notas como vainilla, resina, o especias. Suelen crear perfumes más complejos e intensos que resultan apropiados para las estaciones más frías y para la noche. 

Familia amaderada: se pueden usar maderas más ligeras como el pino o el bambú u otras más intensas como el patchuli o el sándalo. Más usada en la perfumería masculina aunque progresivamente se está introduciendo en la femenina. 

Familia cuero: se suele tratar de notas ahumadas, de madera quemada o tabaco. Pueden dar lugar a perfumes unisex, aunque son más utilizados en los masculinos. Rotundos e intensos. 

Familia Fougére: debe su nombre a un perfume llamado “Fougère Royale” creado por Paul Parquet en 1882. Tiene notas de madera, musgo o lavanda. Los perfumes basados en estas fragancias suelen ser frescos, verdes y amaderados. Muy habitual en los perfumes masculinos. 

Familia Chypre: el éxito de “Chypre” de Francois Coty en 1917 fue tal que dio origen a una familia olfativa. Combina notas cítricas, florales, amaderadas, amusgadas y almizcle. Dan lugar a fragancias muy sensuales. 


Sitios para aplicar el perfume
 

¿Por qué se recomienda aplicar el perfume allí donde late el pulso? ¿Es un mito u obedece a alguna causa justificada? ¿Realmente es mejor? Pues efectivamente es lo más adecuado.  Orejas, muñecas o detrás de las rodillas son los puntos estratégicos para aplicar el perfume. La razón es que en estas zonas la temperatura corporal es más alta y el perfume se evapora más lentamente y, por tanto, prolonga su duración.
 
En todo caso, hemos de tener especial cuidado en no aplicar el perfume directamente sobre la ropa porque puede manchar, especialmente si tiene base oleosa.

 
Como veis, el mundo de la perfumería fina es todo un universo de complejidades y secretos fascinantes que convierten a algunos perfumes en auténticos clásicos que perviven y se consolidan a lo largo de los años. Y esos grandes clásicos del perfume inspiran también aromas que encontraremos, por ejemplo, en la cosmética o en nuestros productos de limpieza preferidos. 

Otros artículos

Facebook

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí Aceptar