SPB
SPB Contigo
Cómo mantener tu lavavajillas reluciente

Cómo mantener tu lavavajillas reluciente

Si no mantienes limpio el lavavajillas, imposible que los resultados sean relucientes. No te costará casi nada y notarás muchísimo la diferencia. ¡Te ayudamos!

Hoy queremos compartir con vosotros unos consejos infalibles para que tu lavavajillas esté reluciente y, por tanto, lo note tu vajilla. 

1) Cuánto más lo uses, más limpio estará: parece de Perogrullo pero es así. El mejor de los métodos para mantener tu lavaplatos limpio es usarlo. De este modo, circula el agua y se limpia con frecuencia.

2) Tu lavavajillas no hace milagros, quita los restos de comida primero: otra evidencia pero no está de mal recordarlo. Antes de meter los platos, sartenes, cazuelas, etc. al lavavajillas, asegúrate de que no hay restos de comida. 

3) Un remojón con agua primero: sobre esto hay opiniones para todos los gustos. Nosotros os recomendamos pasar los platos por debajo del grifo antes de meterlos a la máquina, sobre todo si los platos están muy sucios, o si no vamos a poner el lavavajillas en ese momento. De ese modo, nos aseguramos que el lavado sea más efectivo.

4) Dejar correr un poco el agua caliente: este sencillo consejo nos sirve para que, cuando pongamos el lavavajillas, enseguida esté lavando a la temperatura adecuada. Es decir, le “aceleramos” un poco el trabajo.


 
Truco fácil: deja correr el agua caliente del fregadero antes de poner en lavavajillas. Ayudaremos a conseguir pronto la temperatura adecuada.


5) Limpiar la máquina por dentro: es imposible que nuestra vajilla salga limpia, si la máquina está sucia. Te recomendamos, de vez en cuando, una limpieza de la máquina por dentro. Puedes preparar una mezcla de agua caliente con un poco de nuestro Quitagrasas Eficacia Profesional o Marsella Bosque Verde. Una pasadita, y listo. También es imprescindible sacar el filtro y limpiarlo porque se nos puede haber acumulado suciedad

6) Eliminar restos de cal: Y otro consejo para tener el lavaplatos impoluto. Lo ponemos en marcha y, cuando hayan pasado unos minutos, abrimos la puerta y pulverizamos un poco de nuestro Limpiador Antical Bosque Verde en spray para eliminar los restos de cal. Lo ideal es que pulvericemos en la base del lavavajillas, donde suelen estar las aspas y la carga de la sal. Si tu aparato es de los que no permiten abrir la puerta cuando ya está en marcha, es igualmente efectivo que pulverices antes de arrancar el programa.

7) Deja respirar a tu lavavajillas: si cuando acaba el lavado, te acostumbras a dejar un rato la puerta de la máquina un poquito abierta, evitarás que se quede humedad acumulada y que aparezca moho.   


Lo mejor de limpiar es hacerlo de manera rápida y fácil. ¡Te ayudamos!
 
 

Otros artículos

Facebook

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí Aceptar