SPB
SPB Contigo
Abuelos

Abuelos "full time"

¿Cuál debe ser el papel de los abuelos en el cuidado de los nietos?

¿Son los abuelos y abuelas los nuevos "niñeros" del siglo XXI? Todo apunta a que, en muchas ocasiones, así sucede. En la sociedad en la que vivimos, en la mayoría de hogares los progenitores trabajan fuera de casa indistintamente del tipo de estructura familiar de la que estemos hablando. Esta circunstancia, y las dificultades para costear una escuela infantil, guardería o asistencia doméstica, hace que muchos abuelos se hayan convertido en los cuidadores de los nietos. Tanto es así, que según algunos estudios, en las épocas de vacaciones, hasta el 70% de los abuelos españoles se ocupa en mayor o menor medida de sus nietos.

La clave para que esta realidad, que es incontestable, sea llevadera para todas las partes es que esto no se convierta en una obligación y que los abuelos también tengan tiempo para disfrutar de su tiempo libre, de su socialización, de su jubilación, después de pasarse toda la vida trabajando. Para ello, lo mejor es dejar las cosas claras y bien establecidas desde el primer momento para que tanto abuelos como padres y nietos sepan cuál es el papel de cada cual.

Para los abuelos, cuidar de los nietos debe suponer una satisfacción, una actividad placentera. En el momento que es una carga y una obligación, tal y como señalan desde la Asociación de Abuelos y Abuelas de España (Abuespa), debería limitarse su ayuda. La obligación debe estar en ayudar a los padres y cubrir las necesidades, no más allá.

Es cierto e innegable que en la sociedad en la que vivimos, los niños en muchas ocasiones se ven faltos de la atención de los padres que, por motivos laborales, no pueden dedicar todo el tiempo que querrían a estar con los pequeños. La presencia de los abuelos ayuda a paliar, en parte, esta ausencia llenando este vacío con su cariño y su paciencia.



Los abuelos que se ocupan del cuidado de los nietos también se ocupan, por supuesto, de su educación. En este punto, los padres no pueden marcar u obligar a los abuelos a actuar de una u otra manera. Los abuelos ya han criado a sus hijos. Saben cómo hacerlo. No necesitan lecciones. Los padres no pueden deslegitimarles y deben confiar en que lo están haciendo lo mejor que saben y lo mejor posible para que sus nietos estén sanos y felices. Si no se confía en ellos, entonces hay que optar por otras soluciones para atender a los niños. 

No podíamos acabar este post sin sumarnos, en nombre de padres y nietos, al agradecimiento a todos esos abuelos y abuelas que todos los días ayudan a que esta sociedad siga avanzando. Infinitas gracias!!!

Facebook

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí Aceptar