SPB
SPB Contigo
Cómo lavar bañadores y bikinis

Cómo lavar bañadores y bikinis

Te damos algunos consejos para lavar y cuidar adecuadamente tu ropa de baño

Con el verano y el calor, esperemos poder ir a playas y piscinas. Por ello, vamos a utilizar nuestra ropa de baño muchísimo más. Lavar, tender y poner van a ser la constante del verano. Pero, ¿sabemos lavar la ropa de baño adecuadamente? ¿A mano? ¿A máquina? ¿Secar al sol? ¿Secadora? Para resolver todas las dudas, os damos unos consejos que esperamos que os sean de utilidad. 

Consejos para lavar bikinis y bañadores

1) Cuándo lavar: Es importante que lavemos bikinis y bañadores justo cuando lleguemos a casa. No nos esperemos a que el cloro, salitre, arena, etc. haga más daño del necesario. En cuanto podamos debemos lavar la ropa de baño porque es casi como un tratamiento de cuidado para estas prendas. En caso de que puedas cambiarte, te recomendamos que cuando acabe tu jornada de playa o piscina te quites la ropa de baño y la enjuagues con agua dulce para eliminar cloro o arena. Una vez en casa, directos a lavar a mano o a máquina según corresponda. 

2) A mano o a máquina: Muchas veces tendemos a lavar siempre estas prendas a mano por ser más delicadas. Pero, lo que tenemos que hacer no es tomar decisiones por nuestra intuición sino por lo que pone en las etiquetas. Hay que leer las etiquetas porque hay prendas de baño que perfectamente las podemos lavar en la lavadora que seguro que nos facilita muchísimo la vida. Miremos bien la etiqueta y separemos aquella ropa de baño o bien partes que no se pueden lavar en lavadora.

3) Programas delicados: en todo caso, aunque puedas lavar estas prendas en la lavadora, siempre es recomendable que utilices un programa de lavado delicado, a bajas revoluciones,  para que el lavado no sea excesivamente agresivo. Es muy útil utilizar las bolsas de rejilla que te permiten separar y proteger más la ropa de baño en el tambor de la lavadora.

4) Tipo de detergente: para este tipo de prendas lo recomendado es utilizar productos para prendas delicadas. Jabones neutros, suaves, que no sean agresivos. 

5) Cómo secar: te recomendamos secar a la sombra y del revés para que no desgastar los colores, dañar los posibles adornos, etc. Hay que secarlos muy bien y no guardarlos nunca húmedos para que no cojan malos olores. La secadora tampoco es buena para la ropa de baño. Respecto a las pinzas, como en todas las prendas delicadas, es importante tender bien y no marcarlas en exceso.

Esperamos que estos consejos os sirvan para mantener vuestra ropa de baño como el primer día.

Facebook

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí Aceptar